"Id y haced discípulos a todos los pueblos" (cfr. Mt 18,29)

dimecres, 3 d’agost de 2016

Día 11 Camino a Salzburgo


La verdad es que no os lo podéis ni imaginar. Estos días con el Papa han sido “bárbaros”. Nos ha removido por dentro ver a tanta gente compartiendo nuestra misma fe. Al volver a casa os encontraréis con unos nuevos hijos (ya lo veréis!).

Hoy hemos empezado el día con una “larga” misa emotiva acompañados por los feligreses de la parroquia de Pietrowiche. Los fuertes cantos en polaco a las 8:00 de la mañana nos han ayudado a despertarnos. Al acabar a Álvaro Franco le han “desaparecido” los zapatos y ha perseguido a un polaco que fingía habérselos robado. En realidad ha sido una broma ingeniada por Pepe Marqués y su pandilla que ha provocado grandes carcajadas de todos los allí presentes.

En el desayuno nos han deleitado con una gran variedad de tomate, lomo y salchicha. Ana Llovera ha disfrutado tremendamente del poco pepino que quedaba en TODAS las mesas. Maletas, limpieza y al bus. Hoy hemos pasado el día entero fresquito en nuestro queridísimo “zurullo rodante”. Cuando hemos parado para comer, los intrépidos aventureros Sílvia Carbó, Estrella Marqués, Luis Torrens y Clara Umbert han podido visitar la caravana de un amable señor danés que les ha invitado a entrar tras las interminables súplicas de los investigadores en un inglés muy fluido.
Mientras tanto el resto de peregrinos han ido a unos curiosos agujeros en el suelo sin luz ni ventanas que eran llamados por los de allí “toilettes”.

Y, notición! Javi Perreau ha sido capaz de dar la chapa a Laura Trius por primera vez en la historia, tras un engañoso truco de cartas. Ori Argelich nos ha sorprendido a todos cuando de pronto ha gritado en el bus: “Quién quiere ver una peli?” Y diez personas han respondido desesperadamente chillando: “NOOOO” “Jaja, pues toma chapa!” (Para todos aquellos que no sabéis en qué consiste el juego, mirar en el PD).

En otro de los muchos parones a lo largo del viaje Miquel Guerrero casi se queda haciendo compañía a los checos, ya que el bus se iba sin él. Si no hubiese sido por su compañero de viaje Piru, habríamos tenido un problemilla.

Al fin, hacia las once hemos llegado a Salzburgo (la bonita ciudad de Sonrisas y Lágrimas). Aunque por un “pequeño retraso” en la hora de llegada no pudimos  disfrutar de una cena en el hotel, así que (oh, qué pena!) tuvimos que cenar en un McDonalds. Dormiremos como reyes en el magnífico hotel (flipa tulipa!) para mañana poder disfrutar de un día turístico.

Esto es todo por hoy. Buenas noches a todos. Que soñéis con los angelitos.

Montse Amaro y Estrella Pujol


PD: La chapa se va pasando cuando alguien responde un no rotundo a cualquier pregunta. Al final del día pringa la persona que la ha tiene en su poder con 30 flexiones.v

dilluns, 1 d’agost de 2016

Día 10 Auschwitz




Queridísimos y estimadísimos papás y mamás,

Después del intenso día de ayer, en el que apenas dormimos unas horas, hoy nos hemos despertado a las 7.30h, a excepción de Maria Morer que estaba tan dormida, que sin darse cuenta, se ha ido a las 5.50h a la ducha (teniendo la misa a las 8.00h).

Al acabar el desayuno, hemos salido escopetados a los buses porque teníamos una importantísima misión, hacernos una foto en la plaza del pueblo para regalársela a nuestros anfitriones. Al llegar nos hemos puesto todos en frente de un monumento, hemos sacado nuestras sonrisas a relucir y nos hemos hecho la foto.

Cabe mencionar que Nacho García ha cogido tanto cariño a la escultura que cuando se ha puesto a conversar con Santiago (el de piedra) se ha llevado, por accidente, un cacho de sombrero del santo. Y es que, a lo largo de esta crónica, podréis comprobar que muchos de nosotros preferimos llevarnos “cachos” de los sitios en donde estamos que no meros llaveros.

Tras un rato de hacer el tonto en el parque y hacer la visita, nos hemos dado cuenta que nos habíamos dejado las entradas en el colegio. Así que, Toni Vidal y los conductores han salido tan flechados que la policía ha llegado a ponerles una multa por exceso de velocidad.

Mientras ocurría todo esto, Javi Torrens ha ido a conocer más a fondo nuestro pueblo y ha podido apreciar la generosidad de los vecinos cuando dos abuelitos le han dado 5 slotis tras ver como se le caía la baba mirando unos helados.

Como os he adelantado al principio, muchos han cogido el gustillo a coger cosas de los lugares en donde estábamos. Así que, mientras Tomás Comadrán se dedicaba a coger setas de Auschwitz, Álvaro Cuquerella, con la ayuda de Ignacio Ruisánchez, ha decidido que de recuerdo se iba a llevar un “ladrillaco” del lugar.

Por desgracia, a José Luís Villalba no le ha salido tan bien la jugada cuando, al intentar llevarse un cacho de alambrada, un “boy-scout/segurata” se le ha acercado y le ha comunicado (después de consultarlo con su compañero por el “walkie”) que eso no se lo podía llevar. La tristeza ha aumentado para el peregrino cuando ha visto que Nacho García sí que había conseguido el “souvenir”.

Acabada la visita, hemos vuelto a nuestro segundo hogar (el bus), donde hemos visto a Anna Llovera interpretando el papel de la encantadora Sara en la película de acción, “Red” y a Álvaro Franco dormir con los ojos abiertos.

Llegados al colegio, hemos hecho un homenaje a todos aquellos vecinos de Pietrowiche (o como se escriba) que nos han acogido estos días. Mn Carlos ha aprovechado para contar su famoso chiste silvado del pobre pajarito que no podía volar, al cual Nuria Berini (la chica blogger de la peregrinación) le ha respondido “fas pena”.

Después de este pequeño show ha llegado el momento de los regalos, lo único que puedo decir es que Álvaro Perreau lo ha pasado bastante mal al darle el presente a una de las cocineras (detalles a él).

 Parece ser que los pequeñajos de Peter González y Rodrigo Gallo echan tanto de menos a sus padres que han decidido, a causa de una similitud en el pijama, tomar a Guille García como padre, hasta el punto de que Rodri casi da un beso de buenas noches a su nuevo papá.

Pero no solo estaban faltos de una figura de padre, sino también de niñera, y es por esto que han decidido que Javi Morell les iba a ser el que les contara los cuentos antes de irse a dormir (estrenándose con el clásico de “Los tres cerditos”).

Bueno, esto es todo por hoy, espero que por allí este yendo todo tan bien como aquí. Y por si no nos vemos luego, buenos días, buenas tardes y buenas noches!!!


Teresa Perreau de Pinninck

diumenge, 31 de juliol de 2016

Día 9 Misa en el Campus de la Misericordia


Queridos papas y mamas. Hoy es el día más feliz de mi vida!
Ha sido un día de lo más intenso. Fresco, luego soleado, luego caluroso, luego muy caluroso y finalmente lluvioso.
Muchos lo hemos comenzado con el frío de madrugada y otros con la luz del amanecer. El ambiente era el propio de una JMJ, mucha gente, muchos curas, muchas monjas, frailes y banderas de todos los colores. Al despertar hemos felicitado efusivamente a los Ignacios. Gente, colas, caras dormidas y mucha ilusión. La mañana ha dejado de ser fresca y se ha puesto el sol a nuestra derecha y muchos tienen el quemado su lado derecho.

A las 7 Mn. Ferran, Mn. Eduard, Mn. Pedro y yo (Mn. Carlos) nos hemos dirigido al área de concelebrantes. Objetivo: conseguir casulla.  Bueno, casullas. Tras la preciosa Misa que los cuatro curas hemos vivido en primera fila hemos tenido la oportunidad de ir a la caza de las casullas de obispo que son un poco mejores. Mn. Pedro y yo hemos dejado las mochilas a Mn. Ferran y nos hemos puesto a la labor.  En un momento dado los secretarios de los obispos han empezado a pasar enseñando sus acreditaciones y me he metido en la cola y hemos avanzado hacia el bunker. Donde estaba el "vestuario" de obispos. Hemos podido disfrutar de un refrigerio y poniendo cara de saber muy bien lo que debíamos hacer, nos hemos hecho con cuatro casullas y un vaso de agua fresca.

Después nos ha saludado el obispo auxiliar de Sao Paolo. Don Carlos de Lema. Es quien nos alojó en la JMJ de Rio. Manda recuerdos para todos. Y ha preguntado por Mn. Santi.

Además de esta aventura, ha habido otras grandes hazañas. Blanca Llobet, Nacho y María García, Meritxell, los Torrens, Lidia Terrazas, Míriam Diaz, las Marqués y otros muchos se han colado hasta la A1 (primera fila). Silvia Teixidor afirma emocionada ser super famosa, pues se ha pasado el día firmando camisetas y haciendo selfis.

Carmen Gomar tiene pruebas de que el grupo del campamento ha conseguido llamar la atención del papa, que les ha mirado y les ha levantado el dedo pulgar. EL PAPA NOS HA MIRADO. Y NOS HA SALUDADO.

David y Andreu, con Santi Mabres y Alvaro Cuca, dicen que le han ofrecido cacahuetes al papa.
Hoy ha sido la realidad superior a la ficción. Los del Líbano han refugiado a los de nuestro grupo. Les han dado unas galletas saladas y unas barritas energéticas.

Clara U. Lluís A. y Ana G. se han metido de forma voluntaria en una piscina de barro para ver al Papa y el Papa les ha saludado!

Julia y Ali me cuentan que mientras esperaban para hacer la foto de grupo, Julia ha notado un mordisco en la pierna, en el “jamón” para ser exactos. No ha sido un perro sino una avispada avispa. En la cruz roja el polaco no hablaba español y Alicia ha hecho uso de sus mejores onomatopeyas: a bee: sssssssssssss ping! Al tiempo que señalaba la pierna de su afligida amiga. Los polacos la han metido en una ambulancia y Julia ha pensado en un rapto. Pero para su sorpresa solo le han dado calcio y la han dejado marchar.

La intrépida Silvia Carbó explica que ha recibido muchos regalos y medallas, que ha comulgado con unción y reverencia y que la silla le ha quedado llena de barro en la salida remojada por la lluvia. Está muy contenta y ha cogido la mochila de otro. Jaume Llovera ha pringado en el lobo a manos de Elna!
Jordi ha metido sus pies en barro al ver a su hermano! A Toni Vidal le ha picado un mosquito en el brazo y le ha salido un grano en la cara!
Y mil cosas más…

Luego de la Misa, la providencia ha permitido que los buses nos cojan al vuelo y nos han rescatado de la incipiente lluvia torrencial. En el trayecto al restaurante, no ha quedado títere con cabeza, y todo el bus estaba dormido.

Una vez en el restaurante nos han sentado en mesas en las que había remolacha, zanahoria y una mezcla indeterminada. Luis Torrens cuenta que en su mesa han confundido la leche para el café con na crema de calabaza y ha hecho todo tipo de mezclas desagradables al paladar. Cuando ha llegado la sopa, Alvaro Perreau de P. (intolerante a la lactosa!) ha mezclado su plato de sopa de fideos con la supuesta crema de calabaza!

Jaume Llovera y Uri Argelich han demostrado ser los estómagos más preparados para ayudar a las chicas en sus enormes platos y han repetido lo equivalente a cinco raciones!
Luego hemos llegado a casa y hemos podido restaurar la higiene de nuestros cuerpos y la suavidad de nuestras cabezas. 


Tras una cena deliciosa nos hemos acostado y ¡mañana más!

Por cierto, última hora, Berta Feliu afirma haber estado en todas las zonas del campus. Unas 50.







Pd: Algunos de vuestros hijos, no digo cuales, han venido con el móvil; Para recuperarlos me los pedís los padres. Es una falta de respeto y no quiero que vuelva a pasar.
¡Por lo demás son unos hijos fantásticos!

Mn Carlos.

Día 8 Vigilia


Dos millones. Ese es el número estimado de jóvenes católicos que ayer se dieron cita en una gran explanada polaca, lago incluido, para encontrarse con Cristo. Entre ellos 107 peregrinos de una parroquia de Barcelona. Sí, lo habéis adivinado. Nosotros.

El estupor y la sorpresa se podían leer en las caras de algunos de los “novatos”, como Blanca Blázquez, Jaume Lloveras o Cristina Torras entre muchos otros. No es para menos, las banderas junto con las canciones y vítores, los intercambios de recuerdos y anécdotas son algunos de los exponentes  de la alegría e ilusión con la que los peregrinos afrontamos el primer día de los dos de esta vigilia, el más emocionante a la par que importante de las Jornadas Mundiales de la Juventud.


A pesar de que para llegar al “Campus de la Misericordia” tuvimos que recorrer varios Kilómetros de caminos polacos bajo el sol, el jolgorio de la comitiva no decayó en ningún momento.  En el camino tuvimos la suerte de conocer a unos agradables argentinos. De hecho, parte de los integrantes de nuestro grupo, como Mónica Gutierrez o Nacho García Sala consiguieron que les regalaran unas cintas con la bandera de su país.
Una vez llegamos a la explanada decidimos reubicarnos junto a San Mateo. Algunos se preguntarán cómo nos fue posible llevar a cabo esta hazaña. La respuesta es simple. Colándonos. Mossén Carlos abrió la veda abriéndose paso entre dos cintas que muy ingenuamente la organización pensó que disuadirían a los peregrinos de entrar a otras zonas. Todo esto ante la perpleja e impotente mirada de unos militares polacos. Algunos, como Javier Morell o Santi Mabres, pusieron en práctica el salto de valla a lo largo de la jornada.

Tras horas de espera y de búsqueda de amigos y amigas entre  la multitud, algunas dieron más frutos que otras. Llegó el Santo Padre, ante millones de jóvenes católicos animó a la audiencia a ser valientes y deshacerse de la ataduras de una sociedad hedonista, para así llegar a ser realmente libres.  Tras el emocionante discurso, vino la adoración. Fue en la exposición del santísimo donde el silencio habló más que nunca. El silencio de más de dos millones de jóvenes que habían recorrido desde cientos a miles de kilómetros para encontrarse con Cristo. Un silencio que traspasa corazones.

Una vez terminada la adoración, la organización nos tenía preparado un concierto. Evento que duró hasta las 11 pm. Momento en el que hicimos el examen de conciencia, tras el que cada uno escogió el “camino” que recorrería esa. Algunos como Toni Vidal o David Freixas, escogieron el de irse a dormir pronto para estar “frescos” para el día siguiente. Otros, como Francesc Amaro, recorrieron las capillas dispuestas a lo largo del Campus de la Misericordia. Unos terceros, la mayoría, decidieron vivir la noche “JMJotera” como la bautizó Teresa Perreau, es decir conocer a jóvenes de todo el mundo, bailar con “Quicos” y cantar canciones a coro con desconocidos.  Y es que los jóvenes católicos somos gente normal, o quizá no tanto. Al fin y al cabo, quién recorre miles de Kilómetros para adorar un “trozo de pan”.

Guillermo García Ballescá.


Día 7 Chestokova

Pietroviche es un lugar magnifico, no os imagináis el encanto de este pueblo. ¡¡El papel de váter es marrón!! Nos dan pepino para comer con cirta regularidad. Aunque el único uso que le da la gente es ponérselo en los ojos, porque dicen que hace algo chungo, en nuestra opinión han visto muchas pelis.  Cabe remarcar que siempre va acompañada de una suculenta comida.

Hoy hemos ido a ver a la “virgensita” a chestokova, donde respiramos el ambiente de la JMJ por primera vez en esta intrépida aventura. La gente es maravillosa. Aunque el motivo principal de esta visita era hacer una romería, han ocurrido ciertos sucesos.

Hemos conseguido celebrar la santa misa en una pequeña capilla gracias a una monja muy maja que hablaba español efusivamente y nos ha explicado la laaarga historia del cuadro de la Virgen (unos 10 minutos).
Para variar hemos ido en bus, nuestro fiel amigo. En un área de servicio de camino al santuario unos italianos nos han regalado gorras, banderas y un cancionero para misa en italiano. La música, la poesía, la pintura… nos cultivan y nos llenan. Nuestro viaje no ha acabado y no acabará cuando volvamos. Cada noche vemos giralunas que giran en el cielo y cantan, el ojo de Alberto Cavallar va mejorando, fue atacado por un orzuelo contagioso y peligroso, no tenemos la pomada porque la farmacia más cercana esta en Odoviche que está a 12 km de Pietroviche, pero no sufran, sobrevivirá.

Tenemos que decir que no todo es perfecto en esta peregrinación, por la mañana nos ha llovido, también es cierto que todos compartimos que para conocer bien una ciudad tenemos que ver como llueve sobre ella(mentira, solo Arnau carbó) para apreciar la pureza y sencillez que nos otorga. Por suerte (o mala suerte para los bohemios) ha parado de llover y hemos comido ese bocata de lechuga que tanto nos gusta.
Aquí terminamos la crónica que se nos acaba la batería. Adiós padres y madres os echamos de menos (sobretodo Santi Torras que llora cada noche).


Ya nos han dado la mochila del peregrino! Y mañana dormiremos al aire libre y veremos al Papa!!!!
Estamos rezando muchísimo por vosotros!!!!!


Atentamente: Arnau Carbó y Javier Morell

Día 6 Pietroviche



Buenas, queridos padres y madres. El despertar de esta mañana no podría haber sido mejor: una cama, desayuno a las 9 (por cierto, bueno y abundante) y sobre todo, con la idea de que iba a ser un día tranquilo, sin viajes, paradas, gasolineras ni teniendo que pagar para ir al baño.


Lo primero que hemos hecho los más futboleros ha sido un partido de fútbol (aunque ha habido dos más durante el día).  Por la mañana el mossen nos ha dado a todos una grata sorpresa: nos íbamos a un lago con grandes trampolines y toboganes (y si no nos creeis, preguntadle a Anna Llovera). Y es que la gran Anna ha querido tirarse del trampolín más alto (5m), pero cuando ha llegado el momento de la verdad, se ha echado atrás. Debido a esto ha conseguido formar una cola que ocupaba toda la superficie ocupable, y unas 10 personas han tenido que convencerla de que no le iba a pasar nada.

En cuanto al tobogán, ha sido Albert Grandes el ganador. Desde el principio, cogía todo el impulso y carrerilla que podía para llegar a lo más lejos y con un planchado en la espalda. Como testigos están Josep Bataller y Luís Torrens, quienes se han dedicado a medir la altura del tobogán, medir la longitud, el peso de Albert y hasta la fuerza de rozamiento.

Pero Nacho García se ha preocupado más de la estética que de la velocidad. Me ha preguntado si sabía cómo era la celebración de Drogba, y la ha querido hacer. El problema es que esta consiste en tirarse de rodillas. Aunque el inteligente de Nacho se ha fastidiado las rodillas, al caer, le ha gustado tanto que ha Buenas, queridos padres y madres. El despertar de esta mañana no podría haber sido mejor: una cama, desayuno a las 9 (por cierto, bueno y abundante) y sobre todo, con la idea de que iba a ser un día tranquilo, sin viajes, paradas, gasolineras ni teniendo que pagar para ir al baño.

Lo primero que hemos hecho los más futboleros ha sido un partido de fútbol (aunque ha habido dos más durante el día).  Por la mañana el mossen nos ha dado a todos una grata sorpresa: nos íbamos a un lago con grandes trampolines y toboganes (y si no nos creeis, preguntadle a Anna Llovera). Y es que la gran Anna ha querido tirarse del trampolín más alto (5m), pero cuando ha llegado el momento de la verdad, se ha echado atrás. Debido a esto ha conseguido formar una cola que ocupaba toda la superficie ocupable, y unas 10 personas han tenido que convencerla de que no le iba a pasar nada.

En cuanto al tobogán, ha sido Albert Grandes el ganador. Desde el principio, cogía todo el impulso y carrerilla que podía para llegar a lo más lejos y con un planchado en la espalda. Como testigos están Josep Bataller y Luís Torrens, quienes se han dedicado a medir la altura del tobogán, medir la longitud, el peso de Albert y hasta la fuerza de rozamiento.



Pero Nacho García se ha preocupado más de la estética que de la velocidad. Me ha preguntado si sabía cómo era la celebración de Drogba, y la ha querido hacer. El problema es que esta consiste en tirarse de rodillas. Aunque el inteligente de Nacho se ha fastidiado las rodillas, al caer, le ha gustado tanto que ha querido repetir. A la segunda, ha vuelto del agua con las rodillas quemadas y una zona depilada.

Al volver, después de comer, ha tenido lugar el tiempo libre, el cual se ha aprovechado para lavar ropa, jugar a fútbol, básquet, correr, cartas…
Después de cenar, hemos hecho una tertulia muy divertida. En primer lugar hemos averiguado que Meritxell había recibido la chapa nada menos que tres veces. Por si en crónicas anteriores no se ha explicado este juego, lo resumiré: quien tiene la chapa, ha de deshacerse de ella haciendo una pregunta y obteniendo por respuesta un no, y así se va pasando hasta las 21:00, y quien la tenga entonces, tiene que hacer 30 flexiones. Existen dos tipos: una se pasa de chico a chica y la otra se pasa por niveles.

Aviso importante y que quiero mencionar: Luís Argelich ha preguntado si podía ayudar, y no solo una, sino dos veces. Pero esta pregunta llevaba trampa, ya que lo que Luís quería era pasar la chapa, ya que esperaba un no por respuesta, pero para su sorpresa, le han contestado que claramente sí.
Mientras tanto, Pablo Cárdenas, alias el pastelero, estaba acercándose con un pastel de cumpleaños para su hermana (FELICIDADES LUCÍA) pero, cuando todos cantábamos el cumpleaños feliz y teníamos nuestras miradas fijas en Pablo y en el pastel, se pegó un resbalón que causó que se cayera el pastel y se apagaran las velas antes de tiempo.

Por cierto, quien más triunfó en la tertulia fue Mónica Guti, a quien le encanta salir en medio y hablar a todo el mundo, y por supuesto no tiene naaaada de pánico escénico. Cuando salió voluntariamente, todos aplaudimos con euforia, le hicimos varias olas y hasta un tsunami.
Este ha sido el día “comodín” de hoy pero, aunque mañana no será lo mismo, tendremos la suerte de visitar Chestokowa .

Posdata: Mencionar a Nuria Berini por sus fotos bloggers en el lago y a Julia Sala, Estrella Marqués y Anna Gilabert porque quieren salir en la crónica.
Oriol Ruiz, Tomás González y José Royoquerido repetir. A la segunda, ha vuelto del agua con las rodillas quemadas y una zona depilada.




Oriol Ruiz, Tomás González y José Royo

dijous, 28 de juliol de 2016

Día 5 París -Pietrowiche

Había una cabra loca pastando en un campo que apestaba además a lo que huele el fuego consumido mientras un ratón pasaba volando, amando, pensando en aquello. Estas son las consecuencias de 22 horas de autocar. Esta frase es fruto de uno de los múltiples juegos con los que los peregrinos tuvimos que olvidar un largo y tedioso viaje en bus. Aunque nunca dejo de ser alegre.
Empezamos el día parando en una estación de servicio alemana y la gran sorpresa fue encontrarnos con que se tenía que pagar para entrar en el baño así que cada uno se aseó de la mejor manera posible en el bosque.

Cuando ya teníamos que volver al bus nos dieron la terrible noticia de que no visitaríamos Praga y que nos esperaba una larga jornada en el autocar (en este punto hubo algún que otro llanto). Superado el susto inicial nos pusimos en marcha. No sin antes abrir la veda de la caza del ratón, aunque con escasos frutos.

Más tarde paramos en otra estación de servicio en la que también se tenía que pagar para entrar lavabo (pero tranquis que nos colamos) comimos unos deliciosos bocatas y las sobras de la cena del día anterior y volvimos al bus.



Al llegar a Pietrowiche el pueblo donde nos hospedaremos los próximos días fuimos corriendo al lavabo  y luego a misa. Después fuimos a nuestro campamento, y para las mamis que se piensen que no comemos bien, nos encontramos una cena muy suculenta. Pero en lugar de agua y servilletas teníamos té y nuestra camiseta.
Finalmente llegó el momento más esperado del día: LAS DUCHAS. Y después de eso pudimos al fin ir a descansar.




Laura Pujol, Elena Prats y Sílvia Carbó